Tres minificciones por Vicente Herrera

“Los gringos me dicen squatter, los cristianos forajido, los vagabundos Teyolía. Yo nomás soy el ánima del cabrón que mataron en el teibol el otro día.”

Reseña: Curado de piñón, remedio para la orfandad

“La orfandad de identidad no es lo que me une con el protagonista de Curado de piñón para el corazón, obra de teatro del escritor mexicano, Hugo Ortega Márquez. Es la heroína. A ambos, la visión mexicana de la muerte nos ha salvado de nuestras pequeñas tragedias.”

Milagro de un Ser Menor

Su vida da una vuelta/Fue villano, pero la parca/Le dijo que su cara disuelta/ Servía para el heroísmo/Para ser del barrio el patriarca,/Y en las calles el representante del altruismo.

Me dormí borracho y desperté siendo viejo

Pensé que se me quitaría después de cumplir los dieciocho años y luego, la felicidad llegaría. No fue así, no es una etapa. El malestar no pasa, al contrario, va cansando el alma.

El padre de mi mejor amigo está preso

Vestía una cabellera con tres cuartos de canas y tramos del mismo color. Me miraba fijamente como si diez años nos hubiesen separado, me tomaba del hombro como si tuviese que entregarme los cuatro consejos más importantes de mi vida

El acusador

No puedo salir estando tan calmado, por eso reviso con frecuencia mi celular, para encabronarme más. Tampoco puedo salir desarmado. Llevo conmigo mi cuchillo Vulcanus de doble filo y guarniciones de plata, lástima que no sea de obsidiana

Las hijas de Malintzin

La identidad chicana es una posición política que denuncia el discurso hegemónico capitalista patriarcal.