Por Julio Álvarez

@jaapon75

Charles Glaubitz inició su carrera con el nuevo milenio. Los protagonistas de su obra gráfica interactúan en su más reciente libro titulado starseeds. Mr. Glaubitz, como se le conoce en redes sociales, es un narrador que se aleja del formato tradicional para llevar sus historias a galerías y espacios multidisciplinarios alternativos al libro; todo mediante series de trabajo que se convierten en exposiciones en torno a un mismo tema: contar la creación del mundo a través de poderosos personajes que se superponen entre el presente, pasado y futuro.

La dualidad del capitalismo y la frontera, donde la vida gira alrededor de las particularidades de una ciudad como Tijuana, inicia junto a la construcción de su primer personaje: El niño burro, y logra notoriedad internacional por la irreverencia que refleja vivir la vida desde la iconografía tijuanera. Charles afirma que “el niño burro y sus personajes, representan la rebeldía y el anticapitalismo, ideales punk que iba de acuerdo con lo que estaba viviendo en esa época –2002–, pero, el personaje no evolucionó junto conmigo, se estancó en esa parte, por lo que decidí matarlo, y al hacerlo, comencé una narrativa secuencial; maté al personaje de ese mundo con el que se relacionaba y me quedé con toda la experiencia que restó de ese proyecto y decidí rehacerlo, pero esta vez plasmarlo de una forma distinta. Intenté hacer algo más mítico, que pudiera traspasar fronteras, algo que no tuviera nacionalidad y así nació el mundo de Los eternos, que a su vez terminaría por evolucionar al mundo de (Semillas de estrellas)”.

Parafraseando a Joseph Campbell, también asegura que ”para que una mitología esté viva tiene que representar los acontecimientos contemporáneos”. Así continúa con los niños índigo o las gemelas arcoíris, para atraer la nueva concepción, el nuevo orden de un mundo donde necesitamos desesperadamente volver a empezar.

Estos personajes están presentes una y otra vez, atemporales y fragmentados en la producción pictórica de este genial artista. Cada exposición significa ahondar en una parte de la historia que no tiene principio ni fin y que por ese motivo es interesante y llena de retos. Cuando se adquiere uno de sus cuadros o piezas, se adquiere una parte de la historia que permite jugar con la deconstrucción de los mundos que Glaubitz diseña.

Starseeds (fantagraphics, 2015) es el nombre del nuevo libro presentado en la Comic-con al lado de más artistas gráficos, poetas y escritores chicanos. Es una historia si no compleja, minidetallada que se necesita procesar a cada página, vivirla, para luego, fluir con los personajes.

Si te interesa conocer el mundo de Los eternos, la Casa de la Cultura San Antonio de los Buenos, en Tijuana, tiene una parte de la historia, mientras que en San Diego, CA. puedes visitar la otra parte en la galería de The Athenaeum Music & Arts Library. Los libros de Mr.Glaubitz están disponible en fantagraphics y en Amazon.

IMG_20170803_105156_01.jpg

Escrito por Redacción Linotipia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s