Por Abraham Montesinos

Hoy miércoles 13 de marzo tendremos un clima seco en temperaturas de 27 grad…-tss- Con el nuevo Max Strength tendrás el cuerpo que dese…-tss-

—Mejor regreso a las noticias.

…sin noticias aun del ganador de los 63 millones de dólares. El premio debe ser reclamado el día de hoy a las 17:00 hora local. El boleto ganador fue vendido en un 7-Eleven ubicada en el 2087 de la calle Lassen, los números que corresponden al boleto son 46, 1, 33, 30, 1. Tenemos a un millonario en nuestra ciudad que aún no sabe que lo es, en otras noticias…..

Aquel día, en ese 7-Eleven, me sentía con suerte. Por fin Jeannette salía conmigo. Fuimos a comer; después a su casa.

—¡Mi saco café¡ ¡El boleto!

Puta Jeannette me invita a pasar a su estúpida casa y después se hace la que no quiere ¡Ella sabía que quería coger!

Volteo al televisor y marca las 3:01 P.M. Salgo con el uniforme del trabajo el pantalón café, casi gris, la camisa blanca con el logo del Market Twins. Subo a mi pick up Ford 79, lo único de valor que tengo. Piso el acelerador hasta el fondo en dirección a casa de Jeanette. 3:05 P.M. Aprieto los dientes y digo en voz alta:

—Ojalá Jeannette aun tenga mi saco.

Hace tiempo de ese día. Me estaciona a la mitad de su jardín. Mientras me dirijo a la puerta pienso, ¿Aún lo tendrá?

—¿Dónde está mi saco café?—Entro gritando. Dos cabezas sobresalen del sofá, logro reconocer el cabello rojo de Jeannette .

—¡Mickey lárgate, lárgate!

La otra cabeza corresponde al cajero contratado hace tres días. Los veo queriendo tapar torpemente su humanidad con los cojines.

—¿DÓNDE ESTÁ MI MALDITO SACO CAFÉ JANNETE?

El cajero toma el celular sus pantalones para hacer la llamada al 911.

—¿Dónde está mi maldito saco? El café, lo traía cuando no quisiste coger.

—¡ERES UN ENFERMO, VETE!

—Calle Lucky a contra esquina de la Wets. Apúrense, es violento.

—SOLO DIME DÓNDE ESTÁ MI SACO CAFÉ Y ME VOY.

—No sé qué saco, LARGATE.

—El café. El que traía cuando fuimos a cenar. Dime y te juro que me voy.

Jeannette llorando señala con su dedo índice una puerta a unos metros míos. Abro el armario y comienzo a buscar el saco. Lo tomo con tanta fuerza que siento que se escurre. Salgo corriendo y nuevamente subo a mi Ford.

—Se va en un Ford azul placas BN1.

3:58PM

Aún sujeto el saco tan fuerte como me es posible, las calles residenciales me son lentas y aún estoy lejos de las oficinas de US Lottery de la calle Palm. Sumergido en la distancia que me falta no me percato del obstáculo humano, ni siquiera le miré, solo sentí su cuerpo rodando por el parabrisas y el retrovisor. No me detengo.

Se escuchan sirenas y dudo sobre el valor del billete, intento empujar más el acelerador, pero ya está hasta el fondo. Por fin, visualizo la salida al freeway. Pronto tendré millones y ésto terminará. Las patrullas detrás, 63 millones de dólares es lo que todos necesitamos en la vida. Ya no trabajaré y tendré cualquier mujer que desee.

El pensamiento de tenerlo todo es sofocado por el estruendoso motorde un helicóptero. ¿Debo detenerme? Ya no quiero seguir con esto. La euforia desapareció. Escucho al helicóptero. El sabor a metal en la boca es cólera y temor, como cuando mi madre me golpeaba por contestarle.

Me acerco cada vez más a cobrar el premio. Aún las patrullas detrás, el helicóptero y las cámaras de FOX NEWS me persiguen. Debo ser la sensación de la TV local.

Veo cuatro patrullas, se encuentran en medio del freeway esperando que me detenga, pero ya no escucho el motor del helicóptero y puedo pensar. Tomo el saco del asiento del copiloto, junto a la pistola marcadora que uso para poner precio a las latas. Veo la salida para la calle Lassen.

—¡Pronto llegaré y esto terminara!

Freno de golpe el Ford para salir corriendo hacia US Lottery , envuelvo la pistola de marcar con el saco. Entro de golpe a cobrar mi premio y los empleados se asustan porque están viendo el noticiero por T.V.

—¡Yo gané. Yo gané! ¡Aquí tengo el billete! Son las 4:28 P.M. ¡Estoy a tiempo!

—Mickey, sal, podemos negociar. Si te entregas podemos reducir la sentencia.

El empleado se esconde detrás del mostrador. Veo como afuera se encuentran policías apuntándome. Se acabó. No quiero seguir con esto. Dejo caer el saco y la pistola golpea mi pie, pero ya no escucho al helicóptero y tomo coraje nuevamente, levanto la pistola con la mano derecha y el saco con la izquierda, en ese instante el reloj deja de marcar.

Hoy jueves 14 de marzo, el premio de 63 millones de dólares se encuentra bajo orden judicial, ya que se comenzó una demanda por el oficial Ramírez, el oficial se encontraba en servicio, su escuadrón detuvo al delincuente Mickey González, en una persecución que duró aproximadamente una hora, este criminal tenía los cargos de invasión de la propiedad, arrollo…-tss-

Escrito por Redacción Linotipia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s