Mi familia está en mi cara, en mis rasgos, les represento al representarme”.

Tags: #Cuerpo, #Femenino #plástica #ArteTijuana

La obra de esta joven artista desglosa niveles de intimidad que compromete al que observa a que se perciba a la mujer como arte-sujeto, proponiendo un espacio para lo femenino. Este mes platicamos con Vanessa Ramos, quien nos expone su obra que se relaciona con la vida.

JULIO ALVAREZ: Antes que nada, te agradezco la oportunidad de charlar contigo y permitirme entrar un poco en tu proceso y tus conceptualizaciones a la hora de plasmarlo en las diferentes técnicas que utilizas para componer tu obra.

Tu trabajo gira entorno a la mujer, en específico a tu persona y cuerpo como estudio.

¿De dónde vino tu interés por lo biológico y por el funcionamiento del autorretrato para transmitir un concepto?

VANESSA RAMOS: Esta línea conceptual de mi trabajo inició cuando estaba en la universidad. De los primeros proyectos concretos que empecé a preguntarme “¿qué era lo que realmente me interesaría hacer?”. La respuesta fue hablar de quién soy, cómo llegué a serlo y por qué. La identidad, ese tema al que muchas llegamos por un camino u otro. Y mi primer acercamiento fue a través del cuerpo; esa primera impresión de la identidad. Una de las formas en que aprendemos sobre el cuerpo es a través de los diagramas escolares del cuerpo humano. Es ahí donde el lado biológico, como dices, llegó a mi obra e inspiró una gran parte de mi estética. El giro que le di fue personalizar –literalmente hacer personal– dicho cuerpo que en los diagramas viene genérico. Al voltear hacia mí, sucedió el autorretrato.

El proceso de investigación fue, básicamente, el que me llevó a la forma de representación del concepto en el que yo estaba interesada en hablar con mi obra.

JA: Los materiales que utilizas para trabajar son muy delicados; son colores neutros, incluso da el aspecto de fragilidad, aunque sea poderosa por lo que transmite, y por lo mismo tu obra penetra muy hondo en el espectador. ¿Cómo vas descubriendo esta técnica y qué es lo que propones al hacerlo?

VR: El formato, los materiales, la técnica, toda la obra transmite información al público, cada detalle guarda intención. Cuando empecé a explorar los temas de la identidad a través del cuerpo y sus contextos, tenía muy claro que la primera impresión tenía que ser como nuestra piel: cálida, orgánica, humana. Ésto, y mi conocimiento previo con los textiles, me dejó en claro qué materiales iban a representar lo que el concepto tenía que proyectar.

JA: Sé que eres madre y creo que eso lo visualizamos en tu obra, pero también has trabajado con otras mujeres de tu familia. En este país donde la mujer tiene que sobrevivir con un sin fin de problemas relacionados con el machismo, ¿cómo es que ser mujer y ser artista se reflejan en tu obra?

VR: Una gran parte de mi trabajo es del cuerpo de la mujer, mi cuerpo. En sí, eso ya para mí significa mucho. Representar el cuerpo de la mujer de una forma personal es importante. Representarlo de la forma en que yo lo veo y le asigno significado, sin consideración al cómo se debe de ver o ser.

Mi trabajo va a reflejar el hecho que soy mujer, así como va a reflejar mi contexto y mi historia. La dificultad está en que ese trabajo, no sólo producido por mí, si no por todas las artistas, encuentre plataformas y espacios para ser visto, analizado, escuchado, y compartido. Ahí es donde el ser mujer, como bien dices, es cosa de sobrevivir, y hacer camino para que el trabajo que hacemos nos dé sustento. Es por esto la importancia de proyectos como el Colectivo Martes, o el MUMA.

JA: Coser, tejer, bordar, zurcir, son atributos ancestralmente femeninos, aunque cada vez menos. ¿Tomas influencia de estas técnicas por esa razón o cómo explicas su uso en tu obra?

VR: No fue por esa razón. De hecho, cuando empecé a leer sobre este tipo de trabajo manual, encontré que inicialmente fueron actividades de hombres.

Yo las integré a mi trabajo por el proceso de construcción que representan. Así como voy incorporando cada elemento a mis dibujos a través de la costura o el bordado, cada persona va armándose de pequeños fragmentos que van forjando y conformando quienes son.

Proceso de estimulo - Vanessa Ramos

JA: La vida privada y la vida pública se debaten en la era de la selfie. ¿Para ti cómo influye retratarte, ser parte de tu obra con la exposición y la autoexploración de tu “yo”?

VR: No soy mucho de selfies. Irónicamente, mi obra está llena de autorretratos y, para mí, ha sido una herramienta de autoconocimiento, de desmitificación. Es un proceso que me ha permitido trazar los mapas que mi vida ha llevado. Por otra parte, es una forma en la que reconozco al otro en mí. Mi familia está en mi cara, en mis rasgos, les represento al representarme.

Mis autorretratos no hablan de mí solamente, hablan de quien los observa, de quien estuvo antes de mí, de los demás autorretratos hechos, de cómo nos vemos a nosotras mismas, y cómo no nos observamos también.

JA: Hace poco estuviste en la exposición de tapetes con el “Colectivo Martes”, colectivo que se destaca por guardar a, por lo menos, 4 generaciones de artistas mujeres bajacalifornianas. Platícame tu experiencia creativa dentro de este colectivo y también tu paso por “Estandartes 17”, realizada en el Centro Cultural Tijuana; exposiciones de corte internacional.

VR: Formar parte del “Colectivo Martes” ha sido una experiencia muy interesante y enriquecedora, principalmente porque es una pequeña comunidad de apoyo y retroalimentación que de otra forma es difícil tener como artista independiente. Admiro mucho la democratización y organización horizontal que ha mantenido una parte fundamental del Colectivo, la cual nutre confianza en las sesiones de tallereo y conceptualización.

Sobre Estandartes, la pieza que hice fue una colaboración con Vero Glezqui, con quien un año atrás había trabajado una exposición de instalación muy ambiciosa. Entonces ya teníamos una sincronía entre ideas y nuestras estéticas, lo cual facilitó muchísimo la producción del estandarte.

En mi experiencia, hay un proceso diferente cuando se trabaja en colectivos o en colaboraciones que se basa en la confianza.

Platicar con Vanessa es fundamental para la plástica bajacaliforniana.

http://www.hildavanessaramos.com

@hildavanessa

Escrito por Julio Álvarez

Es Maestro en educación. Codirector para Nortestación Agencia de Letras A.C dedicada a promocionar, difundir y representar las literaturas locales, en el 2009 junto con Karla Martínez administran Nortestación Editorial. Es director de contenidos para Linotipia.org y docente en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales UABC

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s