Por Miguel Corral

Las T.E.R.F. o Tristes Enemigas Radicales del Feminismo

 

 

Salí camino a Coyoacán, a aquel lugarcito en el que me gusta trabajar. Pido un café simple con cacao y leche. Seré honesto al decir que también pedí una tarta de higo. Por supuesto, antes de hacer nada revisé mi cuenta de Twitter como de costumbre. Y entonces apareció allí, despiadado, como golpe seco, retándome, justo a la mitad de mi práctica feminista-marica.

Leí detenidamente la nota que explicaba que la participante en el concurso de Miss Universo que representará a España es una mujer trans. Fue cuestión de horas para que la red entera se saturara con comentarios y memes, casi todos llenos de odio, de transfobia. “Twitter me está poniendo a prueba” pensé. Una vez más, se hicieron presentes esas personas “valientes” detrás del monitor.

Además del macho promedio (hetero o gai), emergieron también los comentarios de esas otras mujeres feministas, que para efectos del caso, son exactamente lo mismo que el macho promedio, aunque tal vez, resultan más amenazantes porque a su favor, utilizan argumentos feministas: las Trans-Exclusionary Radical Feminist (Feminista Radical Trans-Excluyente) a.k.a. T.E.R.F.: como por ejemplo, qué las mujeres trans no son mujeres; que no hay que llamarlas así; que son hombres que buscan usurpar el movimiento feminista. Ya ni siquiera se me antoja probar mi tarta de higo. Pienso: “feminismo 101; ¿En serio hay que explicar otra vez qué es el feminismo y cómo funciona en el siglo XXI?”

Es correcto afirmar que históricamente, el feminismo ha tenido un impresionante despliegue de posibilidades y abordajes. Aunque hay que enfatizar que el común denominador, es hacer frente al patriarcado como maquinaria de subordinación, sometimiento y exclusión de quienes no representan el ideal del hombre-blanco-hetero, y se ubican debajo de éste en la escala de clasificación y estratificación genérica, sexual, racial y de clase.

En plural, los feminismos son sistemas de pensamiento y prácticas de emancipación, inclusión y felicidad. Los feminismos son goce y no yugo. ¿No les resulta problemático el hecho de que las T.E.R.F., reproduzcan los mismos mecanismos de exclusión del patriarcado y de los cuales las mujeres han sido víctimas? Entiendo los feminismos radicales y conozco el punto de quiebre que detonó su emergencia; comprendo su propósito y la riqueza de sus aportes no sólo al interior del feminismo, sino a las ciencias sociales y a las humanidades en general. En este sentido, ni siquiera Kate Millet la más conocida feminista radical, con su famosa frase “lo personal es político”, estaría de acuerdo con las T.E.R.F.

Tal vez no nos ha quedado claro qué es lo que hay que combatir ¿Cierto? Seguramente muchas mujeres trans -al igual que muchas mujeres cis o personas con orientación sexual no hetero (gais, lesbianas, bisexuales)-, reproducen reiterativamente a lo largo de su vida la opresión patriarcal y heterosexista, por incomprensible que esto parezca. Pero eso no quiere decir que son “el enemigo a vencer” ¿Acaso no son las mujeres trans una de las poblaciones más vulnerables ante el sistema patriarcal y quienes padecen de las peores consecuencias del machismo? No son un producto de él, sino una población que continuamente se encuentra al acecho (y consecuente diseño de estrategias de escape y supervivencia) de quienes reivindican el binarismo de género (¡en serio, en pleno 2018!) y quieren negarles el derecho a vivir una vida digna y en igualdad de condiciones para el desarrollo.

El acoso, discriminación, violencia y asesinato de mujeres trans son preocupantes en nuestro país. Hasta donde se tiene información, México es uno de los países en los cuales, se matan a más mujeres trans del mundo. ¿No es demasiada la violencia que padece esta población en manos del macho promedio (hetero o gai).

¿Segurx que las mujeres trans son el “enemigo” a vencer? Mientras las T.E.R.F. hacen mofa y anulan a las mujeres trans; mientras estos grupo de feministas niega la posibilidad de generar sinergias de resistencia y transformación con las mujeres trans porque escapan al binarismo de género, los movimientos de derecha, los movimientos ultraconservadores suman fuerzas, se organizan y avanzan, amenazando los derechos humanos y el respeto a las diferencias.

Probé un poco de mi tarta de higo. Tomé un sorbo de café simple con leche y cacao. Me puse a escribir en mi proyecto de doctorado. La noticia, lo que se ha dicho al rededor del asunto desde entonces hasta hoy, sinceramente, me enferma. Hay quienes piensan que tienen el derecho de hablar sobre la vida y la sexualidad de los demás, aunque no sepan nada, ni siquiera sobre la suya. Hay quienes operan para hacer del feminismo, una práctica de opresión.

 

Miguel Corral (Tijuana, 1983) es marica, militante por los derechos de la disidencia sexual y el VIH, maestro en Estudios Culturales por El Colef. Actualmente estudia el Doctorado en Estudios Latinoamericanos de la UNAM y forma parte del Seminario de Investigación Avanzados en Estudios del Cuerpo. Es co-presidente del Comité Binacional de VIH/sida e ITS San Diego-Tijuana, Vocal Titular ante el Consejo Nacional de Sida y Secretario de la Asociación de Ex-Becarios de la Embajada de Estados Unidos en México.

Contacto
e-mail: miguel.corral@comunidad.unammx.
Twitter: @elmaikco.

Escrito por Redacción Linotipia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s