por Sol Quiriarte

 

The Adpocalypse: las fuerzas del contenido “para niños”

YouTube, creado hace 13 años por los entonces exempleados de eBay Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim, ahora es la herramienta de streaming de video más famosa en todo el mundo brindando entretenimiento gratuito en varios formatos.

Pero no todo es tan sencillo como puede parecer desde la superficie, y alguien que consume YouTube como su máxima fuente de entretenimiento lo tiene más que claro.

Nuestra historia empieza a principios de la primavera del 2017, cuando PewDiePie (el canal con más suscriptores en todo el planeta) fue acusado por hacer una serie de bromas que fueron interpretadas como antisemitas por un grupo de reporteros del Wall Street Journal. La controversia se difundió tanto en las cuentas personales de Twitter de los reporteros, como en artículos publicados en el propio periódico. Además, el mismo grupo de reporteros comenzó a publicar capturas de pantalla de algunos videos de YouTube mostrando contenido inapropiado con títulos poco prudentes o que reflejaban odio hacia ciertas minorías y que tenían referencias comerciales en ellos.

Muchas marcas vieron esto y, obvio, no les gustó nada. Marcas tan grandes como Coca-Cola, Pepsi o Sony, entre otras, inmediatamente retiraron todos sus comerciales de YouTube para no verse mal ante el público. A este suceso se le dio el nombre de The Adpocalypse (combinando las palabras en inglés “ad”, comercial y “apocalypse”, apocalipsis).

Personas que antes llegaban a hacer miles de dólares con sus videos ahora sólo hacían cientos o incluso menos. Mismas visitas pero menos dinero. Muchos canales tuvieron que cambiar su contenido o buscar alguna otra plataforma de la cual sostenerse para seguir haciendo lo mismo. Quedaron pocos canales que podían seguir haciendo el mismo contenido y ganar lo mismo, y casi todos eran del mismo giro: contenido para niños.

Ahora, hay una considerable cantidad de buen contenido para niños en YouTube: películas stop-motion de Lego, clips de caricaturas populares, caricaturas originales e incluso reviews de juguetes hechos por otros niños. A todos estos canales, The Adpocalypse no les afectó en lo absoluto. Pero hay otro tipo de canales con contenido “infantil” que en realidad caen en lo absurdo, inapropiado y vulgar.

Incluso entre este tipo de contenido hay todavía unas cuantas divisiones. Primero están los canales que empezaron todo, como Spidermen Toy que contiene videos de personas disfrazadas de Spiderman, Elsa de Frozen o El Guasón (y a veces también de otros personajes para niños, como Hulk) pretendiendo tener aventuras muy bizarras. A menudo estos videos incluyen elementos muy sexuales o violentos.

El segundo tipo, también bastante común, son canales de familias haciendo bromas o “pranks” entre papás e hijos. El concepto de estos videos en realidad no tiene nada de malo pero en estos canales la idea de las bromas es llevada al extremo. Un claro ejemplo de esto es DaddyOFive a cuyos autores, incluso, les quitaron la custodia de sus hijos por el contenido que creaban en este canal. En sus videos no es nada raro ver a los padres abusando mental, y en ocasiones físicamente, de sus hijos, gritándoles o lanzándoles cosas, etc.

Sin embargo, no sólo son los padres quienes enseñan un comportamiento inapropiado, pues en varias ocasiones se ve a los niños agarrando la tarjeta de crédito de sus padres sin permiso, entre otras cosas que, obviamente, no transmiten un muy buen ejemplo para los niños que tendrán acceso a estos canales “infantiles” al realizar una búsqueda por palabras clave relacionadas a sus caricaturas o videojuegos favoritos en YouTube.

El tercer tipo de videos es un poco menos común e incluso está ligado con el segundo. También son vlogs, pero estos canales tienen una tendencia de manipular a la audiencia infantil. Por ejemplo, hablar demasiado sobre su mercancía (camisetas, sudaderas, gorras, etc.) o hacer canciones específicamente sobre su mercancía. Eso no es todo lo que hacen, también suelen exponerse a situaciones peligrosas como quemar albercas, hacer stunts en motos, entre otras cosas; pero también pueden llegar a fingir sus propias muertes. Una clara muestra de esto último es el canal de Jake Paul con más de 17 millones de suscriptores. Esto llega a provocar angustia y mucha preocupación en los niños pequeños que siguen estos canales.

Con suerte, este contenido ya no es tan común ni popular en YouTube. Los mismos canales que fueron afectados por The Adpocalypse no tardaron en hablar sobre ellos y evidenciar el peligro que representaban para los más pequeños. Gracias a esto más gente supo de su existencia y estuvo consciente sobre el riesgo que corrían los niños al consumir este tipo de contenido. Algunos de los mismos canales que mencionamos era “para niños” simplemente dejaron de subir contenido.

Al final, YouTube es un invento revolucionario, pero puede ser un lugar peligroso y poco provechoso para los más pequeños. Es necesario que los papás estén enterados de lo que ven sus hijos en YouTube y también es bueno que esa no sea su única fuente de entretenimiento.

 

 

Sol Quiriarte nació en Playas de Tijuana en Diciembre de 2002, su estación favorita

del año es el verano, le gusta la pasta, el color verde y hace música en su tiempo libre bajo el nombre de Soleil en SoundCloud: https://soundcloud.com/sooleil

Escrito por Redacción Linotipia

2 Comentarios

  1. Interesante información que todo padre debe conocer para orientar a sus pequeños. Gracias por compartir!

    Le gusta a 1 persona

    Responder

  2. Me gustó mucho, gracias Sol. Proud Mamma!

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s