Por Víctor Isordia Cervantes

 

El teatro y su relación con el cuidado del medio ambiente

Hace algunos años me topé con un cuento de Isaac Asimov: “Un día tan hermoso” (It´s such a beautiful day). El cuento se publicó por primera vez en 1954 en la antología de relatos “Star science fiction stories No. 3”, editada por Frederik Pohl.

En el mundo que Asimov presenta se ha generado un sistema de teletransportación que ha vuelto a las puertas de las casas obsoletas. El mundo exterior queda abandonado y desconocido para la mayoría de las personas, salvo por aquellos que se dedican a dar mantenimiento a la ciudad. El personaje principal es un niño llamado Richard Hanshaw, “Dickie”. Un día que el niño se preparaba para partir a la escuela, se encontró con la novedad de que su puerta usual estaba descompuesta, él decide utilizar la vieja puerta y llegar a la escuela caminando. Y así, Dickie se encuentra con un mundo desconocido que lo deslumbra, haciendo que el niño rechace utilizar la puerta de teletransportación.

Ya Isaac Asimov vislumbraba en aquellos años una creciente separación de la sociedad con el mundo exterior. Y es que ¿qué tan lejos estamos de eso? Probablemente sólo nos falte no tener que salir de casa para que esto suceda. Pensemos en qué lugares son los más concurridos por la sociedad actual. Definitivamente serán los centros comerciales, y aún éstos están siendo cambiados por las compras por internet que nos permite recibir los productos cómodamente en la puerta de nuestra casa.

 

null

El mundo tecnológico nos ha traído muchos beneficios y comodidades, pero también se ha vuelto tan atractivo para la sedentariedad del ser humano que nos aleja cada vez más de la conciencia y relación con el mundo natural.

De este cuento me nació la idea para crear una dramaturgia, “Afuera”. A diferencia de Asimov, en el mundo que dispongo ya nadie sale afuera desde varias generaciones atrás. Dos niños, Isaac y Ray (llamados así en honor a Isaac Asimov y Ray Bradbury), deciden salir por una de esas puertas viejas y se ven sumergidos en ese mundo extraño, lleno de plantas, objetos y animales que se asemejan a los que han visto en videojuegos y quedan maravillados con ese mundo antiguo, desconocido y verde.

El 13 de abril se estrenará el montaje de esta dramaturgia, a cargo del grupo de teatro Paso Escénico, en el Teatro Rubén Vizcaíno Valencia, mejor conocido como el teatro de la UABC, Campus Tijuana. Se trata de un montaje para toda la familia, que busca generar ese diálogo alrededor de nuestra relación con el entorno. La historia cuenta con la ayuda de títeres, en su mayoría construidos con materiales reciclados, con la finalidad de potenciar aún más el discurso: ¿Cómo hablar de nuestra relación y del cuidado del ambiente si no es por medio de mecanismos que surjan de esto?

Para concluir, cabe destacar que este proyecto se realizó con el Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de Baja California 2018.

 

 

Víctor Isordia Cervantes es drector escénico, locutor, docente y promotor cultural. Cuenta con la Maestría en Dirección Escénica y Licenciatura en Teatro.

Escrito por Redacción Linotipia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s