Foto: Josdamet para Flickr
por Danya Barrera Rodríguez

Trance

 

Fue un viernes 20 de septiembre. Había sido una semana difícil, de las veces que te sientes diminuta, inmersa en un sin control, en un entorno que a tus ojos, conspira en tu contra. Ese último día te habías levantado tan tarde y apresurada que llegaste al colegio con una extraña figura marcada que te resultaba indiferente en la mejilla resultado del pesado sueño que desde hace días te acompañaba. No sólo esa marca te fue extraña, pues esos jeans sucios y esa blusa descuidada, manchados ambos con los residuos de lo que apenas comías entre horas, tampoco te importaron.

Ya en el colegio, sé bien que observabas el lejano marchar de las manecillas. Segundo a segundo, minuto a minuto. En ese salón, una cosa era segura, más de una persona podía oír el grito de auxilio que se desprendía de tus pensamientos. Apenas un cuarto de esa mañana y el regresar a casa, se había convertido en tu mayor anhelo.

El tiempo siguió su curso hasta que, por fin, el sonido del timbre fue la salvación. Tomaste tu mochila, y extraña a ti y a los demás, te marchaste. Llegaste a casa, no te perdiste en el entorno por el solo hecho de que ese camino lo habías recorrido ya incontables veces. Entraste a tu cuarto, sin idea de qué hacer, o siquiera con el ánimo de hacer cualquier cosa que pudiera ocupar tus perdidos pensamientos.

En eso, tu celular vibró. Un mensaje de tu amiga, una invitación. Lo tomaste, leíste. “¡Amiga! Te vi en el colegio hoy, no te veías muy animada… Hay que salir ¿sí?” Lo consideraste un momento, y al fin decidiste. ¿Qué cosa podría pasar? Te arreglaste lo mejor posible, y por un momento pareciste reconocerte al espejo. Saliste de casa por última vez.

Nota:
https://www.elsoldetijuana.com.mx/policiaca/encuentran-cadaver-de-una-mujer- en-casa-de-los-laureles-3571623.html.

«Trance» es parte de la antología “Las Muertas narran”
hecha por mujeres universitarias quienes, a través de
la literatura, se manifiestan contra el feminicidio
inspirándose en notas periodísticas reales.

La intención de estas narraciones es re-humanizar a las víctimas
de la violencia de género y darles una voz póstuma para
que cuenten la historia que ellas no pudieron contar.

 

Danya Barrera Rodríguez, estudiante del Tercer semestre de la licenciatura en Lengua y Literatura de Hispanoamérica de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales UABC.

 

Escrito por Redacción Linotipia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s