Todas las entradas por Redacción Linotipia

Un viejo mar

Largas líneas que juraban la eternidad de los dos después de la muerte y una casa repleta de hijos y comida en la mesa.

El formato del deseo

En la entrada anterior relaté brevemente ese momento con 16 años frente a una tapa de Radiohead que cambió mi vida. La economía era diferente y entonces los vinilos eran muy baratos.

Todo lo que duele

Ahora,
todo lo que duele tiene nombre:
achaques de la edad, dolor post-marital,
dolor pre-marital,
cansancio de trabajo.

¿Por qué no?

Las cosas zumban pero no hay abejas, el piso y su tierra son un mar que no se reconoce a sí mismo, y Rosario, bueno, ella no recuerda cómo mover sus manos, cómo empujar el suelo, cómo ser un bípedo que se viste de blanco.

El Evangelio según San Judas

Habiéndole sacrificado, convirtió su fe en Chuy. Desde antes planeaba dejar el críco, y pronto decidió también abandonar el cigarro. Rasuró su abultada barba, olvidó las jeringas y se volvió pastor.

Charlie no sabe surfear

“Big Duke 6 to Eagle Thrust. Put on psy-war-op. Make it loud. This is a Romeo Foxtrot. ¿Shall we dance?” Segundos después todos los hombres del coronel William Bill Kilgore, se pondrían a bailar al ritmo del sonido de las bombas y de unas valkirias que anunciarían un viaje imposible de rechazar.

Semilla

De la semilla
que fue plantada
bajo mi lengua
ha florecido
cianuro.