Categoría: Ensayo

Videojuegos: State of the art of a new art form

Medio siglo parece mucho, pero basta analizar con un poco de detalle –y dar el crédito correspondiente desde una perspectiva objetiva– para dar cuenta del monstruo que a día de hoy muchos seguimos ninguneando y haciendo menos gracias a exponentes como el baile del Fortnite o esos que van jugando al Pokémon Go.

Devenir Marica

“Antes que la alcoba matrimonial de Foucault o cualquier otra habitación de la casa, el cuarto de baño es el primer dispositivo de control corporal que se nos presenta transparente, sin que haya necesidad de interpretarlo: con el advenimiento de la modernidad el baño lo asumimos como perteneciente al orden de lo normal”.

Evangelion y yo

El 10 de julio de 2018 me mudé de regreso a donde estaba antes, la Ciudad de México. Me vi forzado a estar ahora en un ambiente drásticamente diferente, a tener que revivir ciertos aspectos de mi infancia y a empezar la prepa en un lugar que estaba muy lejos de mi casa. Kimochi warui, me sentí enfermo.

Una Isu: Rap y reconfiguración de la identidad indígena

Rescatando, nuestras raíces rotas, esto es solo el comienzo de mi revolución mental, mi evolución personal…

The Adpocalypse: las fuerzas del contenido “para niños”

En 2017, después del suceso denominado como The Adpocalypse, marcas tan grandes como Coca-Cola, Pepsi o Sony retiraron todos sus comerciales de YouTube. Quedaron pocos canales que podían seguir haciendo el mismo contenido y ganar lo mismo, y casi todos eran del mismo giro: contenido para niños.

Tijuana más allá de la frontera

Hay que destruir la idea de que no hay futuro y que todas las salidas han sido bloqueadas, que estamos condenados para siempre a gestionar la cultura tijuanense entre los mismos espacios, los mismos tiempos, a las mismas noches. Hay que crear nuevas (y más amplias) posibilidades para pensar, no solo la ciudad, sino todas las ideas vinculadas con la misma.

“PRONUNCIADO /NOBÉL/, AUNQUE ESTÁ MUY EXTENDIDA LA PRONUNCIACIÓN /NÓBEL/”

“…preguntémosle al tortuoso espíritu de Alfred Nobel, ¿Ahora qué?. Y esque me imagino que hasta hace un año, Alfred se pavoneaba entre el resto de los artistas (imaginando que el arte provee un espacio en el cielo)…”