Categoría: Minificción

Tres minificciones: Consortes Cómodos

Una joven mujer se había casado con el hombre rico del pueblo. Dedicó sus días a él, lavando sus ropas y preparando su cena. Perdonó sus traiciones y fue siempre fiel.

Juanito

¿POR QUÉ ME DETIENEN? ¡No ven que traigo a un niño! ¡SUÉLTENME! Es mi hijo. Me tiro de cabeza con Juanito al río. Es la única forma de cruzar. Si libramos ésta, lo que sigue tiene que mejorar.

Tres minificciones por Vicente Herrera

“Los gringos me dicen squatter, los cristianos forajido, los vagabundos Teyolía. Yo nomás soy el ánima del cabrón que mataron en el teibol el otro día.”

El acusador

No puedo salir estando tan calmado, por eso reviso con frecuencia mi celular, para encabronarme más. Tampoco puedo salir desarmado. Llevo conmigo mi cuchillo Vulcanus de doble filo y guarniciones de plata, lástima que no sea de obsidiana

¿En qué te inspiras para escribir?

La gente ve a los escritores como personas más humanas, aprovéchate de eso. No la vayas a cagar diciendo que ocupas ponerte pedísimo para escribir o que sólo lo haces para atraer mujeres.

Necesito otra mujer

El trabajo estuvo fatal: no alcancé el target del mes. No hay agua en casa. Llevo semanas comiendo lo mismo, estoy que me lleva la chingada.

Lunes

Tal vez fue la radio, la música, o tal vez no necesitaba excusas para hacerlo, pero lloré.