¿Por qué no?

Las cosas zumban pero no hay abejas, el piso y su tierra son un mar que no se reconoce a sí mismo, y Rosario, bueno, ella no recuerda cómo mover sus manos, cómo empujar el suelo, cómo ser un bípedo que se viste de blanco.

Violentae ergo mal

La violencia, a pesar de su uso popular, se posiciona en un campo minado metalingüístico. Resulta complicado o conveniente «según sea el caso» la versatilidad que posee la violencia en cuanto a su amplitud de elementos.

El Evangelio según San Judas

Habiéndole sacrificado, convirtió su fe en Chuy. Desde antes planeaba dejar el críco, y pronto decidió también abandonar el cigarro. Rasuró su abultada barba, olvidó las jeringas y se volvió pastor.

Charlie no sabe surfear

“Big Duke 6 to Eagle Thrust. Put on psy-war-op. Make it loud. This is a Romeo Foxtrot. ¿Shall we dance?” Segundos después todos los hombres del coronel William Bill Kilgore, se pondrían a bailar al ritmo del sonido de las bombas y de unas valkirias que anunciarían un viaje imposible de rechazar.

El daño es incalculable: muertes y espionaje

Durante 2017, el año más violento en la historia de Baja California y de sus municipios, 2,244 personas fueron asesinadas en el estado; y en Tijuana, por su parte, se tiene conocimiento de 1,725 homicidios.

Álvaro

Y todos se conjugaron en copretérito alrededor de chillantes trompetas, motas de colores, y pedacitos de luz que se amontonaban en el suelo. Todos se llenaban el cuerpo de alcohol, de comida, de ridículos trajes, de falsos discursos.

Semilla

De la semilla
que fue plantada
bajo mi lengua
ha florecido
cianuro.